José Miguel - Galicia -  Agosto 1998

Tus pocos años de entonces se enredaban como zarcillos por todo mi corazón...